jueves, 31 de enero de 2013





…Sentada , escribiendo, soñando , murmurando, enojada, riendo, haciendo gestos locamente, moviendo las manos, mirando el espejo, el gran cuadro me mira, colores de todos los trazos me ríen, me dicen, me aplauden, siento una leve caricia, en el hombro, imagino tu rostro, tu abrazo, tus besos, sentimientos múltiples y razonamientos etéreos, esfumados, aligerados con viento, salpicado de estrellas, con una luna distante, perdida entre nubes, sin la sonrisa cómplice de otras noches de letras, a través de los vidrios helados de este invierno sin frío, una y otra vez añorando ocupar el espacio vacío, el que no quise ocupar, ese que aun espera un dueño, y con las horas de trasnoche se van gastando los sueños, compartiendo con cuatro paredes y un techo de tirantes con tejas, donde las blancas paredes parecen decir tu elegiste , no digas , no grites, aquieta tu mente, eleva el espíritu , tendrás tiempo para ordenar pensamientos, mírate! aun sigues escribiendo, ya no murmuras, tus rasgos indican la calma, aquietas el alma ,y nuevamente intentas rehacer esos sueños, para que tengan dueños y no se pierdan en ese cielo de nubes y estrellas, ya la luna cómplice ,otra vez sobre el alero, esparce su abrazo, en el tibio lecho con techo de tejas pintado de blanco, colmado de sueños.=